# 9

(Noelia Velasco Martínez)

Hace algún tiempo estuve presa. Cumplí condena en una cárcel de cristal que yo misma construí con mis propias manos. Los rayos de sol incidían sobre la superficie de las paredes, rebotando y creando figuras entre las sombras. A pesar de la aparente fragilidad del cristal, me supuso un gran esfuerzo conseguir salir de allí, pues el material con el que estaba construida mi celda era de la misma dureza que la de un diamante. Por suerte, eso quedó atrás. Conseguí burlar a mis carceleros el día en que descubrí que la puerta siempre había permanecido entreabierta. Al principio sentí miedo, había pasado demasiado tiempo confinada y no me sentía segura fuera de aquellas cuatro paredes. Pero a cada paso que daba hacia la libertad, notaba como aquellos fantasmas empezaban a desfallecer, cejando en sus intentos de mantenerme retenida. Sus pieles se volvieron translucidas hasta convertirse en polvo. Aprendí que las grandes batallas son las que libramos en nuestras mentes. 

¡Pronto volveremos a salir a la calle, con la convicción de que seremos más fuertes y habremos ganado una nueva batalla!

Noelia Velasco Martínez (texto)

Instagram || Facebook

Valencia, España

© 2020 (días de confinamiento)

  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono