# 16 (María Abad)

...


¡¡Llego tarde!! Mierda, las 20:08. El cambio de hora, el trabajo, la alarma no ha sonado. Abro la ventana, todo persianas, solo ella. La miro y me mira, vive en frente de mí pero no la conozco. Ni si quiera la distingo bien porque no veo muy bien de lejos. Es una mujer, parece alta, de mediana edad, rubia.


— Hoy no has llegado —me grita desde su ventana—.


— Sí, lo siento —me disculpo a gritos—. Estaba trabajando. ¿La pongo?


Pienso que seguramente no se entienda eso de que estaba trabajando. Siento un poco de culpa, por no ser agradecida. La vecina me señala hacia un hilo de música que se escucha.
 

— Na, ya se ha ido todo el mundo. La tuya se escucha mejor.


— Ya. Lo siento —vuelvo a decir—.


— Nada, mañana —se encoge de hombros—.


...
 

Son las 19:59. Abro la ventana y ya se escuchan aplausos, en mi barrio siempre empiezan dos minutos antes. Ahí están todos. Aplaudiendo. Distingo varias señoras mayores y, entre los árboles, alguna familia. En la ventana, mi vecina rubia me levanta un pulgar, contenta de que hoy haya llegado a tiempo. Aplaudo, espero a las 20:02 y conecto mi altavoz. Suena Resistiré, que se ha convertido en un himno. La música recorre las fachadas de los edificios cercanos. Recuerda que seguimos ahí. Veo a la gente escuchando. Ella baila, contenta de que hoy se escuche con fuerza, como cogiendo energías. Me vuelve a hacer gestos de alegría.
Acaba la canción, y más aplausos a los sanitarios, y silbidos de apoyo a los vecinos que se mantienen en casa. Nos notamos.


— Mañana otra vez —se escucha desde una ventana—.

María Abad (foto + texto)

Instagram

Moratalaz (Madrid), España

© 2020 (días de confinamiento)

  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
  • Blanca Facebook Icono